Torrijas de Semana Santa

Empieza la Semana Santa, conocida de forma internacional como Holy week. El primer día de procesiones es el Domingo de Ramos aunque en Málaga los traslados empiezan antes y se puede notar el ambiente y devenir de gente por las calles. Para los que nos gusta comer, es la época de ciertas recetas tradicionales muy golosas, entre ellas la famosa Torrija.

La Rita Semana Santera es Mary, apodada desde hoy “Mary canela en rama”. Como es una golosa, ha decidido empezar a calentar motores y preparar Torrijas. Lo que más gracia me hace es que la torrija es una réplica de la French Toast, jeje pero claro, en francés suena muy fino. Torrija además puede ser sinónimo de un buen morado… Menuda French Toast me cogí el sábado (expresión entre hipsters).

Mary y en especial su hermana Elena, conocen muy bien la Semana Santa y son fieles seguidoras de esta tradición. Por ello la Rita “Canela en Rama” es la mejor para explicarnos como preparar una deliciosa Torrija. 

Este postre se puede tomar a cualquier hora del día, al ser típico durante semana santa no hay horario ni protocolo, aunque si vas a un restaurante la suelen ofrecer como postre y hay muchas variedades: Clásicas con leche, de vino tinto, con miel, de natillas, chocolate y hasta las he visto de leche condensada, opa! opa!.


TORRIJAS CANELA EN RAMA

Ingredientes: Pan del día anterior con bastante miga (pan cateto mejor), 1/2 L. de leche, cascara de limón y naranja, canela en rama y en polvo, azúcar, 2 huevos, aceite de oliva para freír.

Ingredientes en remojo

Preparación:

Primer paso: Cortar el pan durito en rebanadas, 2 cm de grosor está aceptable. Más gruesas pueden parecer bizcochos de torrija.

Segundo paso: Calentar leche con la piel de naranja, limón  y un trozo de canela en rama. Cuando esté caliente retirar del fuego.

Tercer paso: Batir los huevo para emborrizar (palabra muy molona = rebozar en huevo o dar baño de azúcar a los dulces).

Cuarto paso: Poner en una sartén aceite de oliva y cuando empiece a calentarse, empapar el pan en leche (ahora templada),  rebozar en huevo y pasar a freír en la sartén.  Freír hasta que quede dorado.

Final: Poner en un plato azúcar y canela, ¡éste es el secreto de Mary!. De este modo cuando esté dorada la torrija podremos rebozar por todos lados.

*Una vez finalizado el proceso se puede dejar en un plato o bandeja sobre papel de cocina para eliminar exceso de aceite.

¡Gracias Mary por esta receta tan dulce y tradicional!

A ver cuantas Torrijas o French Toast conseguimos en Holy Week

 

Sobre este autor Ver toditos los artículos El sitio del autor

Vanvan

Vanvan

Viajera, gastrónoma, y hedonista.

Reportera sincera de corazón ♥.

Deja un comentario

El email es obligatorio, pero no lo publicamos *